LA SOJA O SOYA TEXTURIZADA ¡EXCELENTE PROTEÍNA!

Últimamente debido a los altos costos de los alimentos, la cocina vegetariana está resultando una opción extraordinaria. No sólo porque podemos reducir los cotos de nuestro presupuesto, al eliminar la compra de carne, sino que podemos disminuir los riesgos para la salud en cuanto a enfermedades coronarias se refiere, ya que el excesivo consumo de carnes y las grasas saturadas que éstas contienen, aumentan el riesgo de subir el colesterol, padecer arterioesclerosis y ataques al corazón.

Un excelente substituto de la carne es la soya texturizada. Esta se obtiene después de pasar por un proceso de extracción del aceite del grano de soya, deshidratación y texturización del mismo, para obtener como resultado un producto en distintos grosores cuya apariencia es muy similar a la carne molida.

La soya texturizada es altamente rica en proteinas. Contiene 50% proteina (dos veces más que la carne), 1% grasa no saturada, 35% hidratos de carbono, fibras vegetales, rica en minerales como como potasio, fósforo, hierro y magnesio, como también vitaminas A, B, C, D, E y G.

Este producto es hoy en día fácil de conseguir. Se puede encontrar en establecimientos naturistas o de origen asiáticos.

Con la soya texturizada se puede preparar una variedad de platos, tales como, carne molida, hamburguesas, albóndigas, pasteles, budines, empanadas, tamales, lasagnas, etc.

Mi receta favorita es el picadillo de soya. Se pone a reposar una taza de soya texturizada en 2-3 tazas de agua hirviendo por unos 20 minutos. Mientras, se cortan en pequeños cuadros 1/2 taza de cebolla, 1/2 taza de pimientos verdes y 2 tomates. Se sofríen los vegetales en una sartén en una cucharada de aceite de olive extra virgen, 1 cucharadita de salsa de soya baja en sodio, se añade 2-3 dientes de ajo triturado y 1 cucharada de perejil triturado. Al sofrito se le añada tambien, aceitunas verdes sin hueso rebanadas, alcaparras trituradas y pasitas. Cuando los vegetales estén listos, se añade la soya texturizada asegurándonos que tenga una textura tierna. Se añade pasta de tomate y 1/4-1/2 taza de agua y se mezcla. Este picadillo se puede acompañar de batata dulce horneada con un tope de 1-2 cucharadas de crema ágria y canela en polvo, y una rebanada de pan integral tostado.

Bon appétit!

Chef Anton.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s