ALIMENTARSE BIEN: UN TANGO PARA DOS

Según información de CNN,  un estudio de la Universidad de Newcastle documenta que cuando una pareja decide vivir juntos, ambos miembros deben adaptarse a modificaciones en sus hábitos alimenticios. La razón para este cambio en la dieta es la necesidad de complacerse mutuamente durante la primera etapa de su convivencia, procurando acomodar sus rutina para quedar bien el uno con el otro y comer aquello que más le guste a la pareja. Todo esto termina siendo perjudicial para alguno de los dos y un motivo más de desacuerdo. En especial para las mujeres, quienes tienden a engordar más como resultado de ésta interacción.

La investigación demuestra que ellas tienden a ganar peso e y aumentar el consumo de grasas y azúcares en su dieta diaria. En el caso de los hombres, es lo contrario; al comenzar su convivencia en pareja, reducen el nivel de grasas y azúcares, elevando el consumo de vegetales.

Algunos prácticos consejos para que la alimentación no sea motivo de  conflicto en la pareja, y dancen en armonía al son de una buena salud, son:

1. PASO 1 DE TANGO:  “Giro con barrida y boleo” o RESPETO MUTUO: Sin importar la razón de la elección de los alimentos (religión, convicciones éticas o recomendaciones médicas) es básico y fundamental que una persona no se burle o ridiculice de ninguna manera las elecciones de la pareja.

2. PASO 2 DE TANGO:  “Toque y Enrosque” o ACUERDOS : Encuentren un punto medio, cocinen juntos, mímense, jueguen en la cocina. Si la persona con más restricciones (por razones médicas, de gustos o preferencias) también es la que cocina más, entonces lleguen a un arreglo entre ambos.

3. PASO 3 DE TANGO:  “Gancho y caminata sincopada” o COMUNICACIÓN ASERTIVA: Estas diferencias de elecciones sólo funcionan si existe una comunicación asertiva y clara acerca de la compra de alimentos (quizás una persona no compraría carne para el otro). Aquí se pone en práctica la planeación en las comidas.

Como dice la psicoterapeuta Karen Koenig: “La manera en que nos alimentamos a nosotros mismos y a los demás dice mucho de cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos y nuestros seres queridos”.

Recuerda… alimentarse bien es un tango de dos.

Vero Abad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s